viernes, 19 de diciembre de 2014

Visitando la Casa de dios para conocer el Discurso Religioso

Comprender y asociar el éxito de las iglesias cristianas que operan dentro de una teología neopentecostal en países en vías de desarrollo como el nuestro, es estudiar un fenómeno cultural que ha venido creciendo en función a la búsqueda de respuestas de un sector de la población, ya que estas respuestas esperan que sean de corte espiritual, material o en función a una interpretación bíblica, el crecimiento de estas iglesias en países tercermundistas es porque han encontrado un nicho poblacional que busca bálsamos para atenuar el dolor psicosocial que les da el mundo que les rodea y así sentirse bien con este y ellos mismos, ellos buscan un sentido de pertenencia y de estatus, es acá donde nos detenemos y se presenta un ensayo que trata de estudiar y analizar este fenómeno social con una explicación científica, pero se aclara que este trabajo está sujeto a discusión para lograr una mayor profundización en el tema, por lo que se espera no dañar susceptibilidades de credo o de religión a en las líneas en que discurre el estudio.

Encontrar roles entre hombres y mujeres dentro de esta iglesia se facilita en asociar los principios dictados en la Biblia, que establece que el hombre es y será la cabeza del hogar y la mujer debe y deberá estar sometida a este, gracias a que el hombre es el que provee y la fémina deberá estar sujeta a acciones netamente que le vinculen a ser una buena esposa, buena madre y atender de buena forma a los miembros de la familia.
Dentro de este contexto, pudo observarse dos tipos de mujeres: Las primeras, mujeres que formaban parte de una familia (Madres, novias, hijas, sobrinas o allegadas a un grupo familiar), su actuar se estructuraba dentro de un acto de sumisión a un líder o cabeza de grupo familiar; las segundas, eran las mujeres que llegaron de forma individual o acompañadas por un grupo de amigas o amigos, en otras palabras le denominaremos solteras, quienes se les observó dentro de un marco de actuación de pequeñas damiselas que están preparándose a ser buenas mujeres y que jugarán el rol de buenas esposas y madres y que a través de ese accionar legitiman ambos tipos de mujeres, dos principios bíblicos; el primero, el patriarcal que establece la Biblia al situar al hombre como cabeza de hogar y de sociedad; el segundo, se legitima la jerarquía tradicional del matrimonio. En síntesis puede verse a una mujer que se sirve de intereses prácticos dentro de la congregación, pero no a los intereses de género, en el sentido que evita en cierta medida la violencia intrafamiliar, el abandono, el alcoholismo y garantizando en cierta medida la manutención económica de la familia, así como protección contra la infidelidad; manteniendo los patrones tradicionales de sumisión de las mujeres.
La lógica del compartimiento colectivo observado dentro de esta iglesia se sitúa dentro de un marco de hermandad, dicha situación entra en duda por ser un principio que no se acopla a los principios neoliberales de este tipo de iglesias neopentecostales, ya que estas basan su menester en principios del individualismo, donde el crecimiento económico y bienestar social son su base y no el bienestar colectivo, por lo que se ve claramente una diferencia bien marcada de clases sociales y ello se refleja en las vestimentas, vehículos y posiciones que toma la gente en los asientos dentro de dicha iglesia.
El lenguaje simbólico presente y que transmite esta iglesia son múltiples y los percibidos en esta actividad fueron los siguientes: Primero, pudo observarse desde la carretera CA-1 y al ingreso de esta edificación un sinónimo de grandeza de un poder divino que cumple promesas a través de la fe y obediencia; segundo, al ingreso de las instalaciones se observa una infraestructura que acobija a toda aquella persona que quiera pertenecer a una hermandad para mantener su status quo en la vida social y económica en que se desenvuelve; tercero, este es de suma importancia y es donde pudo observarse al momento de ingresar al recinto  un lobbie acogedor y donde se es atendido por personas de linda sonrisa que facilitan el ingreso a la sala de culto donde se observa un escenario fastuoso e impactante con cómodas butacas y manejo de un sonido envolvente asociado a juego de luces donde resaltan los colores azul en el fondo del escenario (El azul representa la lealtad, la confianza, la sabiduría, la inteligencia, la fe, la verdad y el cielo eterno.)[1], violeta (Representa la curación psicológica, la paz y una actividad mental muy veloz. Actúa como pacificador irradiando energía positiva y absorbe la negatividad neutralizando las ondas maléficas)[2], mezclado con luz blanca (El color blanco denota pureza, inocencia, paz, simpleza, verdad, esperanza, espiritualidad y luz)[3] Pues la combinación de ambos colores de luces en un juego continuo de iluminación al disertador del tema religioso o al cantante; cuarto, cantos de exaltación y adoración que son impactantes con la mezcla de luces y sonido, haciendo sentir al creyente una experiencia de satisfacción espiritual que le acerca a la divinidad que busca al participar en los cultos que ofrece esta iglesia y un Quinto que se relaciona al alfombrado y color de butacas que resalta lo expuesto en el color violeta.
Dentro de este contexto, puede verse que el ambiente que se percibe y asociado a los colores internos de la sala, hacen que los creyentes se sientan cómodos y que están en el lugar correcto con iguales de su clase social.
Los elementos anteriormente observados, analizados dentro de la actividad del culto que se efectúa dentro de la iglesia Casa de Dios, puede observarse un constructo idealizado de identidad religiosa a nivel colectivo, donde a través de una doctrina neopentecostal creen mantener una lucha contra el demonio de este mundo, luchan por instaurar el reino de Dios en la tierra de los vivos y a su vez se esfuerzan por la defensa y mantenimiento del status quo social y político del que provienen o pretende ser parte. Estos elementos son los que se pudo analizar y como una identidad mas religiosa y de iglesia que cultural, podemos ver que luchan por crear un algo idealizado de forma colectiva. Por tal motivo, se hace ver que el discurso político está basado en la Teología de la Prosperidad, que se basa en los conceptos del capitalismo neoliberal, donde los adeptos de la nueva teología aspiran a obtener los bienes de este mundo aquí y ahora, porque creen que Dios da el derecho al bienestar a toda la humanidad, donde Dios proporciona prosperidad, salud y bienestar a los que dan ofrendas generosas a su iglesia. Este argumento se le asocia a lo citado por Arturo Piedra, teólogo e historiador de la Universidad Bíblica de Costa Rica: Las raíces de esta teología se relacionan con el marco incomparable del boom económico después de la Segunda Guerra Mundial, en el cual se desarrolla la teoría del poder del pensamiento o del “pensamiento posibilista” en el que el progreso individual material depende de una actitud mental positiva[4]. Como podemos ver esta corriente teológica tiene un discurso religioso fundamento en la prosperidad material en función a la entrega espiritual de los creyentes, lo que denota que se entienda como un producto de una cultura altamente individualista y egocéntrica del capitalismo moderno. En este contexto, puede hacerse mención que su servidor con un pensamiento racional e investigativo en las Ciencias Sociales, ve que las personas que asisten a este tipo de actividades religiosas, aparte de presentar su status quo ante una sociedad y que se sienten dentro de iguales, buscan un sentido de pertenencia, respuestas existenciales y además que temen indagar de forma individual y por ello buscan de forma colectiva esas respuestas a través de la Biblia, y que mejor que las logre interpretar y transmitir un líder espiritual a través de canciones o vivencias que balsamifiquen el horror que ve en una realidad guatemalteca donde él, la oveja de Dios teme penetrar por temor a ser igual a las clases bajas y empobrecidas de este país. Ese tipo de experiencia fue la que pudo observarse en la actividad, mas no así un fenómeno espiritual que transforme a los seres humanos que solo buscan una pertenencia colectiva dentro de iguales condiciones política, económicas y sociales. Además pudo observarse que las personas logran una satisfacción personal al considerar que la Biblia es Santa, que contiene la verdad, la ley y las normas para Instaurar el Reino de Dios, lo cual es una misión de la iglesia y de sus miembros de preservar la pureza de su contenido, así mismo promueven la idea de que deben ser objeto de la unción del Espíritu Santo, ello gracias a la fe y de la constancia de asistencia y diezmos.
El simbolismo que se construye en esta iglesia y que se pudo ver es una pertenencia a una iglesia de selectos, donde las personas que asisten son de clase media alta y que sus miembros son los ungidos por el Espíritu Santo para congraciarse de las riquezas de la tierra y que serán segadas por los ciervos que pertenecen a este movimiento sectario. Además, donde se trabaja en la familia, células y congregación de cultos hacia lo superior a través de estudios bíblicos, oraciones, ayunos, prédicas y diezmos para lograr lo prometido por Dios. Lograr la unción del espíritu Santo, las riquezas terrenales y el reino celestial. Por lo anterior, puede verse que los creyentes llegan a construir una creencia materialista en función al buen quehacer del cristiano, donde prevalece el arrepentimiento del pecado, aceptación de Cristo, unción del Espíritu Santo y representación de este a través de bendiciones materiales. Por lo que se ve prácticamente la filosofía teológica de las iglesias neopentecostales actuar de forma desmedida en almas pobres de fe y sumidas en una ignorancia total en su racionalidad, haciendo ver a estos exhibir su más pura parvulación del conocimiento de la vida del ser humano y su que hacer en este espacio físico y biológico.
Dentro de este contexto, pudo observarse que dentro del recinto no existe distinción de etnias posición social o clase económica, esta desaparece automáticamente a través de los cantos y disertación de la palabra de Dios, donde por espacio de dos horas todos se sienten iguales ante un Dios proveedor de dádivas en fe, espiritualidad, pero sobre todo materiales y al finalizar el culto o servicio, es donde se ve definido y marcado la distinción de clases, etnias y los miembros son proclives a la ignorancia de los demás, por no ser parte o pertenecer a los iguales que se entendieron y alucinaron espiritualidad por espacio de dos horas.
 Por: Renato Lechuga.
Analista.



[1] El Significado De Los Colores http://listas.20minutos.es/lista/el-significado-de-los-colores-282116/
[2] Bis.
[3] Bis.
[4] Análisis del crecimiento pentecostal entre las clases populares e indígenas de América Latina.Revista Relaciones 96. 2003. http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/137/13709707.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario