sábado, 5 de febrero de 2011

Sistema Nacional de Gestión de Riesgos de Honduras –Sinager- funcionará con presupuesto de COPECO.


Sistema Nacional de Gestión de Riesgos de Honduras –Sinager- funcionará con presupuesto de COPECO.
Tiene asignado 74.8 millones, pero presenta un déficit de 39 millones de lempiras para el presente año.
TEGUCIGALPA, HONDURAS
La Nota de Gestión de Riesgos.
Mediante una reforma a la Ley de Presupuesto de 2011, el Congreso Nacional ha procedido a corregir el entuerto del artículo 136 que dejaba en suspenso la Ley del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos.
El diputado Héctor Guillén, presidente de la Comisión de Presupuesto, presentó esta semana la reforma consistente en enmendar el contenido de las disposiciones del mencionado artículo, en el que se consignó además que el decreto 174-2000, que contiene la Ley del Estatuto del Docente Hondureño, también quedaba en suspenso.
Guillén dijo que con esta iniciativa se restablecerá el Sinager, el que quedaría operando con el presupuesto que tiene Copeco que es de 74.8 millones de lempiras. De estos recursos, se habrán de destinar 38 millones para el Sinager, expuso Guillén.
La Ley del Sinager y su Reglamento asignan a Copeco la responsabilidad de elaborar el Plan Nacional de Gestión del Riesgo, orientado a que el país cuente y desarrolle la capacidad de prevenir y disminuir los riesgos de potenciales desastres, además de crear los mecanismos que permitan a la población prepararse, responder y recuperarse de los daños reales provocados por los fenómenos naturales que impacten el territorio nacional, o por aquellos generados por las actividades humanas.
En ese sentido, -COPECO- Coordina El Sistema Nacional De Gestión De Riesgos integrado por todas las instituciones del Estado, de la empresa privada y de las organizaciones de la sociedad civil del país, para llevar a cabo en forma armónica acciones concretas destinadas a prevenir, reducir o controlar los niveles de riesgo en el territorio nacional, así como contribuir a la sostenibilidad del medio ambiente y a la protección de todo el patrimonio ecológico.
En ese sentido, la suspensión de esta ley dejaba sin fundamento la labor de COPECO y además limitaba el accionar de este organismo para conseguir cooperación externa en caso de desastres, tomando en cuenta que los fondos nacionales no son suficientes para atender estas situaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada